fbpx
 

Y el cielo les regaló la lluvia

Boda de Isi y Jabo.

Al parecer, a nadie le pilló por sorpresa que Isi y Jabo decidieran casarse. Según dicen, son una de esas parejas geniales que encajan como como la brocha y al lienzo.

Cuando llegamos, habían preparado una boda llena de detalles y de arte. Habían sido boda desde el día que decidieron casarse. Cosieron retales con sus propias manos y pintaron recuerdos para homenajear a los suyos y a sí mismos porque no querían una boda cualquiera, querían la suya.

Ese día el cielo les regaló la lluvia y el viento y un frío de los que pinchan, pero Isi y Javo sintieron más calor que nunca. Fue un día de flores y flecos, de copas de vino alzadas, sonrisas y baile, mucho baile.